Imagen del círculo
Imagen del círculo

Técnicas para estimular la producción de leche materna

mamá amamantando a su bebé
Tiempo de lectura: 3 minutos

¿Deseas conocer qué es la lactancia materna y técnicas para estimular la producción de leche? ¿Te preocupa no producir suficiente leche materna? Continúa leyendo nuestro artículo.

El proceso de lactancia materna suele transcurrir de forma normal en mamá. Sin embargo, puede verse interferido por factores como la mala alimentación, el estrés, las enfermedades crónicas, el enganche ineficaz o el embarazo tardío.

La producción de leche materna cubre en los primeros meses de nacido del bebé los requerimientos nutricionales necesarios para su crecimiento y desarrollo. Considerando que la demanda del bebé puede llegar a ser muy alta, puede suceder que haya una baja producción de leche.

Algunas técnicas y tips para estimular la producción de leche materna

  • Es importante que mamá esté piel con piel, promover esto durante el día y la noche. Con mamá, el olor ayudará al bebé a meterse en el pecho. Es un buen hábito para desarrollar en las primeras semanas.
  • Tener una buena dieta y mantenerse bien hidratada definitivamente ayudará a mantener la producción. Mamá está en un periodo en el que el bebé requiere toda su atención. Como resultado, a menudo pospone las comidas o come “cuando puede”. Sin embargo, es esencial adoptar una dieta saludable para ayudarle a reponer energías y aumentar el suministro de leche materna.
  • Tener ayuda en la casa –la participación de papá será importante– con todas las tareas del hogar contribuirá en gran medida a ayudar a la nueva mamá a concentrarse en amamantar, descansar, comer bien y estar menos estresada.
  • Evitar el exceso de trabajo y estrés. Mamá debe descansar lo suficiente.

Hablemos de lactancia materna: un nuevo enfoque | Revive nuestro live

Estimular, masajear y alternar tus senos ayudará

  • Masajear tus senos: El masaje de senos ayuda a drenar los conductos lácteos que transportan la leche materna desde las glándulas mamarias hasta los pezones. El vaciado de los senos permitirá al cuerpo a producir más leche. Mamá puede automasajearse realizando suaves movimientos circulares hacia el pezón con el puño o la palma de la mano. Continúe con estas pequeñas rotaciones a los lados del seno, antes de girar el pezón entre el pulgar y el índice. Asegúrate de repetir la operación regularmente.
  • Compresiones mamarias: Favorecen al mismo tiempo para vaciar los canales superficialmente y que la leche fluya más fácilmente hacia la boca del bebé.  No hay que estirar, aplastar ni frotar el pecho. Repetir este movimiento de forma rítmica a una velocidad que resulte cómoda y no abrasiva. La mano debe rotarse alrededor de la mama para masajear y oprimir todos los cuadrantes.
  • Auxiliarse de un extractor de leche (manual o eléctrico): Producirá una mejor estimulación y por ende una mejor producción.
  • Alternar los dos senos: Mamá puede alternar entre los dos senos durante la lactancia y durante las primeras semanas. De hecho, si siempre amamanta del mismo lado, uno de los senos estará más estimulado que el otro y, por lo tanto, proporcionará más leche. La recomendación es darle al bebé un seno primero, luego el otro. Este método no solo le permitirá potenciar la lactancia, sino también armonizar los senos ya que el seno solicitado es generalmente más pesado y de mayor tamaño.

Cuando se han puesto en marcha todas las medidas anteriores (es decir que no incluyan medicamentos) y no ha mejorado la situación, es muy importante acudir a una asesora de lactancia materna o a un médico para un seguimiento periódico y explorar otras alternativas. 

Estimular la producción de leche materna: posibles causas de una baja producción en la leche materna

La alteración del estado de animo de mamá es un factor que influye en la baja producción de leche. Se ha comprobado que las mujeres que sufren ansiedad o depresión posparto, producen menos cantidad de leche.

Enfermedades metabólicas y obesidad son alteraciones que, entre otras cosas, disminuyen la producción de leche y tiempo para la lactancia adecuada.

La obesidad, por sí misma, es un factor que condiciona la liberación de prolactina y por ende deriva en baja producción de leche..

Si mamá padece enfermedad de la tiroides, lo más probable es que haya alteración en la producción de leche, por lo tanto,  hay que estar bajo la supervisión de un médico o especialista de la salud.

La hipogalactia es una condición médica que que no permite obtener un suministro de leche adecuado.

La mastitis: una mala posición del bebé que dificulta su succión, mal agarre del bebé al pezón, agrietamiento del pezón u otras condiciones reversibles, pueden ser algunas causas para esta condición.

Para tener en cuenta

Es necesario mencionar que entre las causas que no condicionan la baja producción de leche, están: tamaño del pecho (muy chico o grandes); tipo de parto, pues en la cesárea se retrasa un poco más la producción, pero no es tan grave; pezones invertidos, u otros.

¿Quieres conocer más? Te invitamos a leer nuestro artículo: La importancia de la lactancia materna

Visítanos en IG y consulta más de nuestros contenidos

Para saber más:

  1. Wormald F, Tapia J, Dominguez A et al. Breast milk production and emotional state in mothers of very low birth weight infants. Arch Argent Pediatr. 2021;119(3):162-169. Disponible en: https://www.sap.org.ar/docs/publicaciones/archivosarg/2021/v119n3a05e.pdf
  2. Nommsen L, Wagner E, Roznowski D et al. Measures of Maternal Metabolic Health as Predictors of Severely Low Milk Production. Breastfeeding medicine. 2022;17(7):566-576. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC9299530/ 

Etiquetas

Comparte esta nota:

Productos relacionados

RN Recién Nacidos

Para los bebitos recién nacidos o prematuros

Talla 1

Para los bebitos que están despertando al mundo.

Talla 2

Para los bebés que comienzan a descubrir su alrededor.

Artículos que podrían interesarte

¿Embarazada y con insomnio?

¿Embarazada y con insomnio?

La falta de sueño o insomnio suele ser frecuente durante el embarazo, y sus razones pueden ser desde físicas hasta psicológicas. No obstante, cambiando algunos hábitos podrás dormir mucho mejor. 

Ver más >