Imagen del círculo
Imagen del círculo

Embarazo y relaciones sexuales: mitos y realidades

Pareja de esposos
Tiempo de lectura: 2 minutos

Cuando una mujer se embaraza por primera vez la invaden una serie de inquietudes y dudas acerca de los meses por venir y, sobre todo, del bienestar del bebé. Una de las inquietudes más frecuentes y que les resulta difícil hablar con su gineco-obstetra, es todo lo referente a las relaciones sexuales durante la gestación.

Un mito frecuente acerca de este asunto es que las relaciones sexuales pueden dañar o lastimar de alguna manera al bebé; la realidad es que dentro de la bolsa de líquido amniótico y los fuertes músculos uterinos se encuentra perfectamente protegido. No obstante, a medida que crece el vientre de la madre, habrá que adaptarse a las posiciones que sean más cómodas para ambos miembros de la pareja.

Debes saber que, por regla general, en un embarazo que no es de alto riesgo, las relaciones sexuales son posibles e incluso pueden ser muy satisfactorias.

En cualquier embarazo es muy importante una estrecha vigilancia médica, ya que en casos específicos donde existan riesgos para la madre o el bebé, los encuentros sexuales pueden estar contraindicados por el gineco-obstetra. Asimismo, es necesario mantener una comunicación abierta con el especialista, para poder tomar las mejores decisiones en este y otros aspectos.

Algunas situaciones en las que se deben evitar las relaciones sexuales durante el embarazo son:

  • Un sangrado vaginal sin causa aparente
  • Pérdida de líquido amniótico
  • Incompetencia cervical
  • Placenta previa
  • Antecedentes de parto prematuro o aborto espontáneo

Durante el primer trimestre del embarazo, con las típicas incomodidades de este periodo como sueño, náusea y cambios de humor, aunadas al aumento de hormonas como la Gonadotropina (la hormona del embarazo), el deseo y el impulso sexual pueden verse disminuidos.

En el segundo trimestre, cuando las náuseas y el cansancio han desaparecido, y el tamaño del vientre no supone un impedimento, la mujer puede tener relaciones sexuales muy satisfactorias y orgasmos intensos, y es que la sensibilidad aumenta considerablemente por la mayor vascularización del área pélvica en este momento del embarazo.

Durante el tercer trimestre, el volumen del vientre de la mujer puede limitar o impedir algunas posiciones, y probablemente el estrés del próximo nacimiento le impida relajarse y disfrutar; sin embargo, si el médico autoriza, pueden llevarse a cabo hasta el último día de la gestación.

El sexo es una parte muy importante de la vida de una pareja, pero no es la única que proporciona sentimientos de intimidad y cercanía. Si por la razón que sea, no es posible tener relaciones durante la gestación, la pareja puede buscar alternativas que sean agradables y satisfactorias para ambos.

Etiquetas

Comparte esta nota:

Productos relacionados

RN Recién Nacidos

Para los bebitos recién nacidos o prematuros

Talla 1

Para los bebitos que están despertando al mundo.

Talla 2

Para los bebés que comienzan a descubrir su alrededor.

Artículos que podrían interesarte

8 Realidades sobre la lactancia materna

8 Realidades sobre la lactancia materna

El alimento más nutritivo que puede consumir tu bebé es la leche materna. La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que la lactancia materna reduce la mortalidad infantil y tiene beneficios que llegan hasta la edad adulta. 

Ver más >