Tips para padres

Si tienes dudas o miedos no tienes que preocuparte: Aquí podrás encontrar un listado de los mejores consejos para que puedas disfrutar de ser padre.

Para guardar una nota como favorita debe estar registrado y logueado.

SALUD BEBÉ

Vacunas y vitaminas.

Con la salud de nuestros hijos lo mejor es siempre prevenir. Además de arroparlos cuando hace frío, cuidar lo que entra en su boca y no exponerlos a microorganismos dañinos, las vacunas y las vitaminas son dos formas para cuidar su salud y prevenir que se enfermen.


Las Vacunas

El sistema inmunológico es uno de los más importantes del cuerpo, ya que es el encargado de proteger al organismo contra agentes patógenos y elementos tóxicos, entre los que se encuentran microorganismos, como bacterias, virus, parásitos y hongos, además de los contaminantes ambientales y venenos. Los glóbulos blancos de la sangre tienen la función de identificar y aniquilar a los microbios y elementos nocivos que logran entrar a nuestro cuerpo. Cuando los agentes agresores se reproducen en cantidades incontrolables, o el sistema se debilita o pierde su capacidad inmunológica, se presentan enfermedades infecciosas, que pueden ir desde una simple gripe, hasta padecimientos muy graves. Después queda registro del agente o elemento que atacó nuestro cuerpo, de modo que, si vuelve a entrar en el organismo, los glóbulos blancos están preparados para aniquilarlo. Las vacunas están diseñadas de tal forma que son capaces de desencadenar la reacción de todo el organismo ante el ataque de un agente externo, sin el riesgo de producir la enfermedad.

Desde que nace un bebé, y hasta la adolescencia, es necesario vacunarlo. Las enfermedades que podemos prevenir con las vacunas o inmunización pueden ser desde mortales o incapacitantes, como en el caso de la Poliomielitis, hasta las que solamente provocan un poco de fiebre y en la mayoría de los casos únicamente incomodan, como la varicela.

Recientemente han circulado versiones de que las vacunas son peligrosas. No hay ninguna prueba de la existencia de una relación entre la vacuna triple viral y el autismo o los trastornos del espectro autista. Por otra parte, el riesgo de que una vacuna cause un efecto adverso significativo, como el Síndrome de Guillain Barré, es del 0.003%, pero el riesgo de padecer una enfermedad por falta de inmunización crece día con día por esta moda, por lo que es más seguro vacunar que no hacerlo.

Se han hecho esfuerzos enormes a lo largo de las últimas décadas para que las vacunas lleguen a más niños y que más enfermedades puedan evitarse con ellas. México tiene un esquema de vacunación gratuita de muy alto nivel, que incluye la influenza, rotavirus, neumococo y virus de papiloma humano.

Las Vitaminas

Las vitaminas son sustancias indispensables para que el organismo funcione de la manera óptima, porque actúan como catalizadores de los procesos químicos y funcionan como antioxidantes, mejorando la actividad celular. Cada una tiene una función específica, y salvo la vitamina D, que se sintetiza tomando el sol, provienen de los alimentos. Una dieta balanceada que incluya frutas, verduras, proteínas de origen animal, cereales y leguminosas, debe ser suficiente para el aporte adecuado de todos los nutrientes que necesita el cuerpo, incluyendo las vitaminas.

La leche materna de una mujer con una dieta balanceada contiene todas las vitaminas que necesita un bebé durante sus primeros seis meses. La excepción es la vitamina D, que no proviene de los alimentos, sino que se sintetiza tomando el sol, por lo que algunos pediatras suplementan al recién nacido con esta vitamina y otros sugieren exponerlo a la luz solar indirecta diariamente durante 10 minutos. Caso especial, el de la madre que es vegetariana, ya que se hace necesario que el bebé reciba un suplemento de vitamina B12, sustancial para la formación de la sangre. Consulta al pediatra si tu dieta tiene restricciones importantes.

Cuando se comienza a introducir alimentos sólidos en la dieta del bebé, después de cumplidos los seis meses, la leche continúa siendo su principal fuente de nutrientes. Pero paulatinamente disminuirá la cantidad que consuma, por lo que es importante introducir una dieta balanceada y vigilar que su alimentación sea lo más completa y saludable posible.

Alrededor del año de nacido la cantidad de leche que consume empieza a disminuir, por lo que es fundamental que desde ese momento siga recibiendo una adecuada cantidad de vitaminas en su dieta. A esta edad probablemente el pediatra recete a tu bebé un complemento vitamínico.

La carencia de vitaminas puede producir enfermedades, como el escorbuto o el raquitismo, y aunque son raras, no está de más tenerlo en consideración. Sin embargo, debes saber que, así como la falta de vitaminas causa problemas de salud, también el exceso de ellas puede ser perjudicial, por lo que nunca debes dar un completo vitamínico a un niño sin que lo recete el médico pediatra.


Notas relacionadas