Tips para padres

Si tienes dudas o miedos no tienes que preocuparte: Aquí podrás encontrar un listado de los mejores consejos para que puedas disfrutar de ser padre.

Para guardar una nota como favorita debe estar registrado y logueado.

RECIÉN NACIDO

Que usar y que NO para mi bebé.

Cuando estamos esperando un bebé, los padres generalmente deseamos tener listos y a la mano todos los equipos e instrumentos que nos ayudarán en la labor de ser padres, y en ocasiones creemos que cada una de las cosas que hay en el mercado son absolutamente necesarias. Esto no es verdad. Hay cosas que son necesarias, otras que son opcionales y algunas que no son recomendables y la mayoría de los médicos pediatras desalientan su uso.


Lo que el bebé va a necesitar o no también depende de la situación particular de cada familia, sus preferencias y su estilo de vida. A continuación, te ofrezco una lista de estos equipos, que te puede orientar acerca de este tema.

Silla para el coche: La silla del coche es probablemente el equipo número uno en la lista de los indispensables para el bebé, ya que su uso correcto desde el primer día garantiza su seguridad y el bienestar cuando viaja en auto. Es muy importante comprar la adecuada a su edad, que inicialmente debe ser para recién nacidos, y leer con cuidado el instructivo del fabricante para instalarla, antes de que el bebé viaje a casa desde el hospital. Un bebé nunca debe viajar en auto fuera de la sillita.

Cuna: Es otro equipo indispensable para el bebé. Ahí podrá dormir durante sus primeros tres años o más, será un área de juego temprana y el espacio de seguridad después de los brazos de mamá. Lo ideal es comprar una cuna sólida y resistente, que sea nueva, ya que actualmente están diseñadas con los más altos estándares de seguridad, como 6 centímetros de separación entre los barrotes, la pintura libre de plomo y barandal que supere los 66 centímetros desde el borde del colchón. También es recomendable que el colchón sea nuevo, que sea firme más que blando y que se ajuste perfectamente al tamaño de la cuna.

Bañera: Este puede ser un equipo opcional dependiendo de aquello con que se cuente en casa. Si hay un espacio cómodo para bañar al bebé, como un lavabo espacioso o tina en el baño, la bañerita no es tan necesaria, aunque es lo más cómodo para el aseo diario, sobre todo del recién nacido. Si decides comprarla es importante ubicarla en un cuarto que no sea muy frío y donde no haya chiflones de aire, además de que sea cómodo y espacioso para el momento del baño.

Cambiador: Como la bañera, el cambiador también es opcional; dependiendo del espacio que tengas y del presupuesto con que cuentes. Hay cambiadores que son bañera y roperito, y te puede resultar muy cómodo y útil. Recuerda que nunca debes dejar solo al bebé en el cambiador o la bañera, ni por un segundo.

Carriola: otro opcional que es muy cómodo. Si sales a la calle con frecuencia, si lo llevas a la compra o de visita a casa de los abuelos, una carriola es muy útil, además de cómoda. Te permite usar las manos al tiempo que él puede dormir la siesta o estar cómodamente recostado, mirando o jugando con sus manitas. Elige una adaptable con diferentes posiciones, de modo que sea una camita bastante cubierta y acogedora para cuando es recién nacido y se convierta en un cómodo sillón que le permita mirar lo que le rodea cuando pasen algunos meses.

Mecedora o columpio eléctrico: Es una sillita recostada que vibra o se mece suavemente para arrullar y entretener a los más pequeños; trabaja con pilas. Es opcional y prescindible. No se recomienda abusar de él. Si te puedes dar el lujo o te lo regalan, adelante. Siempre utiliza el cinturón de seguridad correctamente y lee el instructivo antes de usarlo.

Moisés: Es útil durante los primeros meses, cuando el bebé duerme en el mismo cuarto de los padres y despierta durante la noche para ser alimentado, sin embargo, es opcional. Con la ayuda de un monitor que ayudará a los padres a saber cuándo tiene hambre el bebé, puede dormir en su propio cuarto, en su cuna desde el primer día. 

Monitor: Es opcional, pero necesario si el bebé duerme en un cuarto diferente al de mamá, resulta útil durante los primeros tres años de vida, sobre todo para la tranquilidad de los padres.

Silla alta para comer. Es opcional, pero muy útil para el momento en que el bebé comienza a comer con sus manitas o en la misma mesa que el resto de la familia. Ésta debe ser firme y estable, y solamente se debe utilizar cuando el nene ya puede sentarse perfectamente y siempre con las correas de seguridad abrochadas, como indica el fabricante.

Andadera: Los especialistas señalan que el uso de la andadera no es recomendable por varias razones, encabezadas por la seguridad del bebé. Puede caer de un escalón, jalar un cable o un mantel y hacerse daño. Además de que algunos estudios señalan que retrasa y limita su desarrollo psicomotor. Por esto, la andadera es cosa del pasado y se desalienta su uso.

Portabebés: Es opcional, pero puede ser muy beneficioso si se utiliza de forma adecuada y según las necesidades de cada edad. Un recién nacido necesita un portabebés que dé soporte a todo su cuerpecito, ya que sus músculos aún son débiles y no pueden sostenerlo, pero se ha demostrado que el contacto con mamá, y el movimiento, le dan seguridad y favorecen su maduración neuronal. Cuando son más grandes, y tienen fuerza en la espalda, es mejor un portabebés que les permita mirar hacia delante y observar lo que les rodea.

Chupón. Es opcional, pero se desalienta su uso. Los chupones son una herramienta muy cómoda para aquellos bebés que parecen querer seguir mamando una vez que se han alimentado con leche materna o biberón, y es que el instinto de succión prevalece, aunque ya estén satisfechos. Es muy importante que antes de ofrecerle un chupón, te cerciores de que se ha alimentado suficientemente y después de que la lactancia materna se haya establecido correctamente. Después del año de edad no es recomendable que los bebés usen chupón, por lo que antes de tomar esta decisión considera que habrá que dejarlo pronto.

Cada familia es diferente, sus estilos de crianza, sus necesidades y sus prioridades también, por lo que es importante que los padres platiquen antes de gastar en aquello que probablemente no va con ellos, a pesar de que todos lo tengan, y que seguramente se quedará abandonado en un rincón.


Notas relacionadas