Tips para padres

Si tienes dudas o miedos no tienes que preocuparte: Aquí podrás encontrar un listado de los mejores consejos para que puedas disfrutar de ser padre.

Para guardar una nota como favorita debe estar registrado y logueado.

LACTANCIA

¿Qué es un conducto de leche obstruido?

Este molesto síntoma puede ser recurrente y es mejor tratarlo rápidamente para que no se convierta en un problema más grave.


La leche baja a través de ductos mamarios que conectan los lóbulos llenos de leche al pezón. Cuando uno de estos ductos se tapa, pueden provocar molestias. El poro en el pezón puede verse como una espinilla, o la obstrucción puede estar más atrás, en el ducto mismo. Normalmente el tapón se quita solo a medida que el bebé succiona, pero a veces es necesario exprimir estas obstrucciones, lo cual puede resultar doloroso, ya que la leche se endurece volviéndose como una pequeña perla.

Puedes saber que tienes un ducto tapado porque sentirás ya sea una bolita o bien un área muy inflamada y dura. La zona se pondrá sensible, caliente y enrojecida, y puede presentarse fiebre. Es necesario tratar rápidamente este problema para evitar que evolucione en mastitis, una inflamación que involucra una infección bacteriana.

 

¿Por qué ocurre?

Cuando los senos están muy cargados y hay una expresión inadecuada de los pechos ya sea por una mala técnica de agarre del bebé o de uso del tiraleches, es común que haya una sobreproducción de leche.

Otra razón común es el uso de ropa apretada (como bras deportivos) y el dormir boca abajo.

¿Qué puedes hacer?

  • Darle de comer a tu bebé al menos cada dos horas.
  • Mantener el pecho afectado lo más vacío posible pero no ignorar el otro pecho para no desarrollar el mismo problema. Si tu bebé no está contigo, usa el tiraleches.
  • Antes de dar de comer puedes sumergir tu pecho agua tibia y masajearlo con jabón desde la zona obstruida hacia el pezón o bien ponerte compresas calientes y hacer lo mismo con crema.
  • Usa compresas frías para el dolor y la inflamación (pueden ser hojas de col sacadas del refrigerador. Evita la zona del pezón para que no tenga mal sabor para tu bebé).

Si los síntomas se complican, recurre al médico y a una consultora de lactancia certificada.


Notas relacionadas