Tips para padres

Si tienes dudas o miedos no tienes que preocuparte: Aquí podrás encontrar un listado de los mejores consejos para que puedas disfrutar de ser padre.

Para guardar una nota como favorita debe estar registrado y logueado.

BEBÉ

Detectar problemas de la vista y la audición.

Hacerlo a tiempo puede ayudar a tu hijo a desarrollarse mucho mejor en los primeros años de vida.


Vista

La habilidad de enfocar con los ojos, moverlos con precisión y usarlos juntos para ver algo debe aprenderse. Los padres juegan un rol importante en la vigilancia del correcto funcionamiento de la visión en sus pequeños. Algunos hitos importantes son:

 

  • 0-8 semanas: Aunque los bebés detectan contrastes todavía no han desarrollado la habilidad de mover los ojos entre dos imágenes. A los 2 meses de vida pueden enfocar objetos a unos 20-25 cm de distancia.
  • 0-2 meses: Los ojitos de tu bebé pueden parecer perdidos o bizcos pues todavía no están bien coordinados entre sí ni con los estímulos externos. Sin embargo, si un ojo se separa demasiado, es importante consultar a un oftalmólogo.
  • 3 meses: Los primeros meses el bebé comienza a seguir objetos en movimiento y a tratar de alcanzarlos mejorando su coordinación ojo-mano.
  • 5-8 meses: Se ejercita la percepción de profundidad, la vista tridimensional y la percepción del color.

 

Algunas señales de que tu bebé podría tener problemas de visión son:

 

  • Lagrimeo
  • Hacer gestos, tallarse los ojos o voltearlos hacia arriba
  • Sensibilidad extrema a la luz
  • Pupilas que aparentan ser blancas

 

Los problemas de visión pueden provocar retrasos en el desarrollo de los niños. Lleva a tu bebé a una revisión oftalmológica a los 6 meses de edad para que evalúe:

 

  • El movimiento de sus ojos.
  • Si no tiene problemas de astigmatismo, miopía o hipermetropía.
  • La salud general de sus ojos.

 

Audición

Mientras que algunos niños presentan problemas de audición desde el nacimiento, otros nacen escuchando bien y después comienzan a tenerlos. Estos son algunas de las cosas que tu bebé podrá hacer si escucha bien:

 

  • 0-3 meses: Reacciona a los sonidos, si está llorando se calma al escucharte, balbucea, si está comiendo comienza o para de chupar en respuesta a un sonido.
  • 4-6 meses: Emite sonidos como “pa” y “ba”, ríe, responde a cambios en el tono de voz, sigue los sonidos con los ojos.

 

Algunas señales de que un bebé no escucha bien son:

 

  • No gira la cabeza ante una fuente de sonido.
  • No se sobresalta ante un sonido fuerte.
  • No balbucea o emite sonidos al tercer o cuarto mes de vida.

 

Existen algunas pruebas que pueden realizarse a bebés recién nacidos incluso cuando están dormidos. No se hacen de manera rutinaria así que si deseas que evalúen a tu bebé debes solicitarlas:

 

  1. Prueba de emisiones otoacústicas: A través de un audífono suave se mide un eco producido por el oído en respuesta a una serie de sonidos.
  2. Prueba de respuesta auditiva provocada del tronco encefálico: Esta zona transporta el sonido al cerebro. Le pondrán a tu bebé audífonos y electrodos en la cabeza que se desprenden fácilmente.

 

Si tu hijo presenta problemas de audición, acude a un audiólogo pediatra para un mejor diagnóstico. Tratarlas a tiempo aumentará sus posibilidades de desarrollar su habla y lenguaje.


Notas relacionadas