Tips para padres

Si tienes dudas o miedos no tienes que preocuparte: Aquí podrás encontrar un listado de los mejores consejos para que puedas disfrutar de ser padre.

Para guardar una nota como favorita debe estar registrado y logueado.

LACTANCIA

¿Cómo retirar la leche materna?

La ablactación es el proceso mediante el cual un bebé aprende a alimentarse de otras fuentes que no son su mamá. Inicia cuando tu hijo comienza a comer sólidos y tarde o temprano conduce al destete, es decir, cuando deja de amamantar.


La Organización Mundial de la Salud recomienda el consumo exclusivo de leche materna durante 6 meses y combinado con sólidos al menos durante 2 años y hasta que la mamá y el bebé deseen continuar haciéndolo. Debes tomar en cuenta que aun cuando tu bebé ya haya comenzado a consumir alimentos, le tomará un tiempo hacerlo en cantidades sustanciales y durante ese tiempo la leche seguirá siendo su fuente principal de nutrición e inmunidad.

Si ya decidiste comenzar a quitarle el pecho a tu bebé, existen varios esquemas para hacerlo:

  1. Destete parcial: si te sientes abrumada por ser la única fuente de alimento para tu pequeño, reducir la duración o frecuencia de las tetadas puede ser suficiente. Por ejemplo, puedes quitar las tomas de una parte del día, de todo el día o de la noche. Reducir las veces que tu hijo toma leche también reducirá tu producción, por lo cual sentirás los pechos menos llenos. Si ya es más grande, puedes negociar las condiciones para darle leche (solo en ciertos lugares o situaciones o con una duración limitada).
  2. Destete natural: el interés de los niños por el pecho de su mamá disminuye a medida que reciben otra fuentes de alimentación. Algunas mamás dejan que sus hijos se separen gradualmente del pecho, este proceso puede durar meses o años.
  3. Destete total: si decides dejar de amamantar por completo, algunos tips para que el proceso sea cómodo para ambos son:
  4. Trata de no salir mucho el primer mes por si tu hijo se siente abrumado por el proceso.
  5. Algunas mamás utilizan la siguiente regla para hacer la transición menos radical: no ofrezcas el pecho, pero no te niegues si te lo pide.
  6. Sustituye el tiempo que pasabas amamantando con tiempo de juego o apapachos.
  7. Si tu hijo amamantaba muy seguido, compartan pequeñas colaciones para alargar el tiempo entre comidas.
  8. Procura cambiar las rutinas que recuerden a tu hijo la hora de tomar el pecho. Si siempre le dabas antes de dormir en una mecedora, ahora cuéntale un cuento en su cama.
  9. Al inicio del proceso, apóyate en el papá o en otra persona para darle leche o comida en las tomas que más le cueste trabajo dejar.

Acompañándose, podrán concluir este vínculo con éxito para iniciar uno diferente pero también maravilloso.


Notas relacionadas