Tips para padres

Si tienes dudas o miedos no tienes que preocuparte: Aquí podrás encontrar un listado de los mejores consejos para que puedas disfrutar de ser padre.

Para guardar una nota como favorita debe estar registrado y logueado.

NUTRICIÓN

Baby led weaning ¿de qué se trata?

Imagínate que no tuvieras que preparar papillas especiales para tu bebé; que él se integrara a la dieta familiar naturalmente. No tienes que imaginarlo, es posible con la técnica de alimentación complementaria dirigida por el bebé.


Seguro te ha pasado o te pasará que tu bebé voltea a ver tu bocado cuando lo pasas por enfrente de él, como si se le antojara. Y es que los bebés son todo de experimentar: si le pones enfrente un plato de comida, seguramente querrá tocarla y… eventualmente se la llevará a la boca.

La alimentación dirigida por el bebé se basa en introducir la comida sólida dejando que se guíe naturalmente por sus instintos para elegirla. ¿Cómo? permitiéndole que tome con las manos la que le apetezca para que experimente con ella (algunos bebés comienzan con este proceso a los 6 meses pero es importante que consultes con el pediatra si el tuyo está listo para hacerlo).

Por ejemplo, si habrá pollo, arroz y brócoli cocido para comer, tendrás que cortar el pollo y el brócoli en pedazos pequeños. Debes poner las verduras al vapor hasta que queden suaves y cortar las frutas y verduras que crudas sean lo suficientemente suaves para que tu hijo las triture con sus mandíbulas (como el mango o el jitomate). Evita cualquier comida dura (zanahorita cruda), difícil de masticar (como algunos tipos de carne) o demasiado grande (uvas enteras, palomitas).

También debes tener cuidado con los alimentos alergénicos (como el cacahuate, el pescado y el huevo). Habla con tu pediatra sobre cómo dárselos por primera vez para evitar riesgos.

 

Algunos beneficios son:

  • Como es él quien elige su comida, se reducen las posibilidades de que sea “melindroso”.
  • Conoce sabores más complejos (mezclados) más rápidamente.
  • Desarrolla su coordinación ojo, mano.
  • Experimenta libremente con la textura, el aroma y el sabor de la comida y se enamorará de ella más fácilmente.
  • No tendrás que preparar papillas especiales para tu bebé.
  • Volverá la comida de la familia más sana: lo ideal es evitar ingredientes procesados y grasosos. Si acostumbras comer con demasiado condimento, sal o azúcar, sírvele primero a tu bebé y luego añádele más sabor a lo que cocinas.

 

Si quieres intentarlo con tu bebé, investiga más sobre este proceso para iniciarlo de manera segura. Verás que a ti y a tu bebé les encanta.


Notas relacionadas